Octopath Traveler

Octopath Traveler

Octopath Traveler es la apuesta de Square Enix en forma de exclusiva para Nintendo Switch. Un título que evoca y promete nostalgia a causa de su aspecto gráfico y sistema de juego (un JRPG de los de toda la vida).

Muchísimas intenciones, apuestas y esperanzas en este juego desde el momento en el que se empezó a conocer los primeros detalles. La pregunta que queda por responder es… ¿es este un indispensable para Nintendo Switch?

Los ocho viajeros

Este juego no tiene una historia que contar, sino ocho. Cada historia gira en torno a un personaje que son un boticario, una mercader, un guerrero, una clériga, un ladrón, un erudito, una cazadora y una bailaría.

Octopath Traveler

Todas las historias son de carácter personal, viendo la evolución del personaje en cuestión y su argumento en particular dividido a través de capítulos. No esperes una historia de corte épico como la de héroe salva al mundo… Octopath Traveler te narra ocho historias, algunas más interesantes que otras, mientras te va presentando el lore y el mundo de Osterra.

Este jugo se aferra demasiado al hecho de que son historias individuales, dejando de lado cualquier tipo de interacción entre los protagonistas. Esto no significa que no los reclutes, simplemente significa que no verás al guerrero (por ejemplo) interactuar de ninguna forma en la historia de la bailarina. Es una lástima ya que muchos de ellos tienen raíces argumentales parecidas y/o entrelazadas, dejando la sensación de que en este apartado se podía haber hecho muchísimo más.

Gráficamente es una belleza nostálgica que te sorprenderá al jugarlo por primera vez. Una combinación de pixeles y texturas de la generación de 16 bits (Super Nintendo) con entornos, efectos y polígonos en alta definición. Todo esto se ha bautizado como HD-2D.

Frames estables y solidos con una buena resolución tanto en modo dock como en modo portátil. Su acabado técnico es el punto fuerte de este juego.

Pero no es el único ya que su sistema de combate también es muy interesante. Es un JRPG al uso con añadidos como la posibilidad de potenciar los ataques gastando puntos de espíritu. El espíritu se va recargando hasta tener un máximo de cinco en la batalla.

Octopath Traveler

Tienes que saber bien cuando usar estos ataques potenciados ya que lo recomendable es romper antes la guardia (el escudo) al enemigo con golpes o habilidades a los que sea débil.

Acciones de senda

Aparte de los típicos comandos como objetos, huir, atacar o habilidades, también está la habilidad particular de cada personaje. Por ejemplo, el boticario puede crear pociones combinando objetos mientras que el ladrón puede robar un objeto al enemigo en plena batalla.

Estas habilidades se pueden usar también fuera del combate (aunque no sean las mismas) y pasan a llamarse acciones de senda. El ladrón, por ejemplo, tiene un porcentaje de éxito que variará en relación a su nivel y el NPC que elijas robar. Por su parte, la senda del boticario ahora se trata en conseguir información adicional al hablar con los NPCs. La acción de senda de cada personaje suele ser útil para resolver su misión principal o las distintas misiones secundarias que te van saliendo por el camino.

Octopath Traveler, como en la gran mayoría de juegos de este corte, ofrece una larga duración (60 horas de juego como mínimo) y una “falsa” sensación de libertad al jugador. Puedes elegir con quién empezar su capítulo uno y por donde seguir, pero posiblemente tengas que continuar por una ruta en particular ya que el nivel de otras zonas te hará replantearte tu camino.

Octopath Traveler

La banda sonora es el tercer pilar fundamental que sostiene al juego. Gracias a Yasunori Nishiki, este apartado es de sobresaliente. Desde la música del menú, a las canciones más melódicas o tensas dependiendo del momento, todas gozan de un nivel altísimo de epicidad y buen hacer.

Conclusión

Octopath Traveler es un gran juego. Una gran jugabilidad junto a un apartado técnico y auditivo sobresalientes. Una declaración de intenciones y de recuerdos de los JRPG de la época de 16 bits.

Es un primer paso para una saga que puede llegar a ser un referente en este género, siempre y cuando se pulan los pequeños detalles y carencias con las que cuenta el presente título. Es un buen comienzo para un futuro prometedor.


Lo bueno:

  • Su apartado gráfico está muy bien conseguido. Es una delicia.
  • Su banda sonora es de sobresaliente.
  • Sus combates tienen un buen punto estratégico gracias a los añadidos del juego.

Lo malo:

  • Sus historias, aunque interesantes a nivel individual, se echa en falta alguna de tipo grupal o más interacción entre los personajes.
  • Las mazmorras no son demasiado complejas ni desafiantes. La mayoría son sencillas de completar y resolver (sin tener en cuenta al boss).

Nota: 8’5


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *